Los depósitos de acero inoxidable que fabricamos en CALDERERIA MANZANO se dirigen normalmente al sector del aceite de oliva, y por lo tanto serán el continente de un producto alimentario durante un tiempo determinado que puede ser desde unas horas a unos años. La limpieza de los depósitos debe ser exhaustiva por lo tanto, si bien es decisión del fabricante la frecuencia con la que se lleva a cabo. En ocasiones, en el proceso de dicho fabricante intervienen diferentes variedades o calidades y la limpieza entre partida y partida es necesaria con frecuencia. En plantas en las que una parte del proceso extrae aceite ecológico, por ejemplo, la limpieza cuando la partida anterior no tenía la misma calificación es obligada.

Esto nos sugiere que la limpieza de depósitos que llegan a alcanzar los 12 metros de altura es una parte a tener en cuenta en el tiempo dedicado a las tareas de mantenimiento de la planta. Por otro lado, el respeto a la legalidad vigente en materia de prevención de riesgos laborales, y la importancia de minimizar el riesgo de accidente en el equipo de trabajo hace primordial encontrar una solución para que la limpieza sea rápida, eficaz y segura.

Así, nuestro EQUIPO DE LIMPIEZA LD-200 se encarga de hacer recircular agua en el interior del depósito, de forma que el proceso es mucho más rápido que forma manual y el operario se encarga de su funcionamiento desde el exterior del depósito, evitando posibles accidentes. El equipo bombea a presión el agua en el interior que a su vez es recogida por la válvula inferior del depósito. El tiempo de recirculación vendrá determinado por las dimensiones del depósito y el estado inicial del mismo. Además puede utilizarse con productos de limpieza (siempre que sean aptos para la limpieza de un depósito de alimentación y que no pongan en riesgo la integridad del acero inoxidable), o incluso el agua introducida en el depósito pulmón puede tener una temperatura elevada.

Dos posibles procedimientos de limpieza con su LD-200 MANZANO.

En las dos imagenes anteriores vemos las dos posibles disposiciones del equipo de limpieza. La elección de una u otra es opcional y atiende a diferentes criterios tales como el número de depósitos con que cuenta el cliente, el tamaño de los mismos, la cantidad de impurezas sólidas que quedan en el depósito, etc. La elección del cabezal de limpieza también viene dada por diferentes criterios en base a nuestra experiencia. En cada caso, nuestro asesor comercial sabrá recomendarle cuál es la mejor opción. A continuación, con más detalle algunos de los cabezales de limpieza que habitualmente instalamos.

¿Podemos ayudarle con la limpieza de sus depósitos? comercial@caldereriamanzano.net

 

Web diseñada por: evernes.com