El sector del aceite de oliva, concretamente si hablamos de AOVE, se dirige poco a poco hacia un modelo de venta más parecido al del vino, que tan buenos resultados y tan buena imagen tiene en el resto de Europa, EEUU o Asia. Son cada vez más comunes los términos oleoturismo, oleoteca, así como las catas en hoteles y restaurantes. Hemos interiorizado que el envase, imagen corporativa y experiencia de compra son fundamentales.

En el vino, la bodega es un espacio casi sagrado, tanto es así que suele llamar “sacristía” a la parte de una bodega donde se guardan los vinos más antiguos y/o los más preciados. Se trata no de almacenar o acumular el producto, sino de conservarlo, de cuidarlo y mantener sus propiedades y características el mayor tiempo posible. La evolución del vino y el aceite es muy diferente en el tiempo, eso está claro. Sin embargo, aunque sea por unos meses y no durante décadas es crucial que en ese tiempo se conserve lo mejor posible.

6 Errores a evitar en su futura bodega de aceite de oliva.

1. Construir la edificación antes de diseñar depósitos, instalaciones y flujo de trabajo.

De la misma forma que nadie construye su vivienda para pensar posteriormente si necesita cinco dormitorios o uno sólo, no tiene sentido construir un espacio de unas dimensiones determinadas que condicionarán no sólo la capacidad total de la bodega, sino también una combinación no óptima de diámetro y altura de los depósitos, o el ancho de las zonas de tránsito.  Si es posible, defina sobre el papel tanto construcción como almacenamiento.

También puede interesarle: Tipos de depósitos según su fondo.

2. No diseñar su bodega basándose en su modelo de negocio.

Los grandes productores tendrán que maximizar la capacidad con la inversión prevista. Sin embargo, productores más pequeños, que manejan diferentes variedades o buscan partidas de calidad sobresaliente es probable que necesiten una bodega de AOVE que se ajuste a pequeñas partidas, que permita mucha flexibilidad en los flujos de trabajo y una limpieza exhaustiva.

3. No designar una zona de preselección de aceites.

Bodega de aceite para decantación y preselección

Bodega de aceite para decantación y preselección

Exceptuando las fábricas de menor producción, es conveniente que entre la línea de fabricación y la bodega de de aceite para almacenamiento existan unos depósitos o decantadores que por un lado pueden servir para purgar el aceite y por otra permiten separar calidades, variedades o partidas concretas antes de enviarlas a su depósito definitivo de almacenamiento.

También puede interesarle: ¿Por qué elegir más o menos inclinación en el fondo de sus decantadores?

4. No dimensionar adecuadamente las instalaciones de tubería.

Las fábricas actuales, en especial las grandes cooperativas resultado de la fusión de cooperativas más pequeñas o las fábricas que reciben aceituna procedente de cultivo intensivo o superintensivo a menudo se encuentran con flujos de salida de aceite enormes. El cambio de las bombas de trasiego soluciona en parte el problema, pero la dimensión de las tuberías de toda la bodega limita el caudal máximo. Una gran bodega necesita tuberías acordes y recortar el presupuesto en este concepto puede ser un problema en el futuro.

Estas fotos pertenecen al proyecto:  Casos de éxito: SOVENA (BRENES)

5. No diseñar las instalaciones de forma que permitan trabajar de forma flexible.

Es conveniente pensar bien tanto la disposición de los depósitos como las conexiones. Un solo punto de carga desde fábrica y un solo punto de descarga es una buena instalación si se trata de una sola variedad y calidad, o si no se producen grandes volúmenes. Sencilla y fácil de manejar, no merece la pena complicarla. Sin embargo, esa situación no es ni mucho menos la normal. Dejar al menos la posibilidad de cargar un depósito mientras se descarga simultáneamente otro es una opción mínima que apenas encarece la instalación. A partir de ahí, las combinaciones son infinitas y dependen de cada caso.

6. No dedicar el tiempo y recursos suficientes a la limpieza y el mantenimiento de su bodega de aceite de oliva.

El presupuesto y el tiempo necesario para mantener la línea de extracción es mucho mayor que el que necesitan las zonas de decantación y almacenamiento. Tanto que a veces pasa desapercibido y se limita a la limpieza, sin revisar juntas, válvulas, respiraderos, tomamuestras… Un esfuerzo muy pequeño y de bajo coste que puede evitar graves problemas de fugas, mezclas de partidas o incluso el daño irreparable en un depósito inox que puede suponer un respiradero obstruido.

También puede interesarle: Mantenimiento de la bodega. , La adecuada limpieza de la bodega. o pídenos el catálogo de recambios que puedes consultar online aquí.

¿Desea contactar con nosotros? +34 957 170 225 o comercial@caldereriamanzano.net

Recibe nuestros artículos y lo más destacado de nuestras redes: Unirme a la Newsletter! 

Síguenos en Facebook, Twitter, LinkedIn o Pinterest! 

Web diseñada por: evernes.com